Recemos Juntos

UNA ORACIÓN PARA CADA DÍA

Estimada Comunidad Educativa

En este mes dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, queremos compartir con ustedes una oración para cada día, en un horario donde todas(os) los que puedan y quieran nos podamos reunir para hacer un momento de oración por todas aquellas necesidades que podamos tener en nuestra familia, las personas de nuestro barrio, las personas de nuestro país, nuestros amigos, las familias que conforman el colegio “Juanita”, etc.

Esta oración comunitaria sería todo los días de la semana a las 21:30 horas y así  en Comunidad hagamos oración  por nuestras necesidades y por quienes necesitan la ayuda de la oración.

Oración por los difuntos

Antes de comenzar y al terminar nuestra oración, debemos invocar a la Santísima Trinidad, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo Amén.

Dios de misericordia y amor, ponemos en tus manos amorosas a nuestros hermanos y hermanas que has llamado de esta vida a tu presencia. En esta vida les demostraste tu gran amor, y ahora que ya están libres de toda preocupación concédeles pasar con seguridad las puertas de la muerte y gozar de la luz y la paz eterna. Habiendo terminado su vida terrena recíbelos en el paraíso, en donde ya no habrá tristeza ni dolor, sino únicamente felicidad y alegría con Jesús, tu Hijo y con el Espíritu Santo, para siempre. Consuela Señor a los que se encuentran confundidos y lloran por la pérdida de sus seres queridos.    Amén.

El señor les conceda el descanso eterno y brille para ellos la luz perpetua. Amén

Finalizamos con un Padre Nuestro y un Ave María.

Oración por los enfermos

Antes de comenzar y al terminar nuestra oración, debemos invocar a la Santísima Trinidad, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo Amén.

Señor, Jesucristo, tú atravesaste pueblos y villas “curando toda dolencia y toda  enfermedad.” Por tu mandato, los enfermos fueron curados. Acude a nuestra ayuda hoy, en medio de la propagación global del coronavirus, para que podamos sentir tu amor curativo. Cura a todos los enfermos con el virus. Que puedan recuperar sus fuerzas y sanar mediante un buen cuidado médico. Sánanos de nuestros temores, los cuales no permiten que las naciones trabajen unidas y que los vecinos se ayuden unos a otros. Cúranos de nuestro orgullo, el cual nos hace asumir invulnerabilidad ante una enfermedad que no tiene límites.

Señor concédele la salud a … (nombrar a sus enfermos)

Oh María, Consuelo de los afligidos, abraza a todos tus hijos atribulados, haz que Dios nos libere con su mano poderosa de esta terrible epidemia y que la vida pueda reanudar su curso normal con serenidad.

Finalizamos con un Padre Nuestro y un Ave María.

Oración para pedir por el trabajo

Antes de comenzar y al terminar nuestra oración, debemos invocar a la Santísima Trinidad, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo Amén.

Infunde Señor confianza a quienes viven en el temor de un futuro incierto y de las consecuencias en la economía y en el trabajo.

Finalizamos con un Padre Nuestro y un Ave María.

Antes de comenzar y al terminar nuestra oración, debemos invocar a la Santísima Trinidad, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo Amén.

Oración

Creo, Jesús mío, que estás real y verdaderamente en el cielo y en el Santísimo Sacramento del Altar. Os amo sobre todas las cosas y deseo vivamente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, venid al menos espiritualmente a mi corazón. Y como si ya os hubiese recibido, os abrazo y me uno del todo a Ti Señor, no permitas que jamás me aparte de Ti.  Amén Madre amantísima, acrecienta en el mundo el sentido de pertenencia a una única y gran familia, tomando conciencia del vínculo que nos une a todos, para que, con un espíritu fraterno y solidario, salgamos en ayuda de las numerosas formas de pobreza y situaciones de miseria.

Finalizamos con un Padre Nuestro y un Ave María.

Oración al sagrado Corazón de Jesús

Antes de comenzar y al terminar nuestra oración, debemos invocar a la Santísima Trinidad, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo Amén.

“Oh Sagrado Corazón de Jesús, fuente de la vida eterna, Tu Corazón es un horno brillante de Amor. Eres mi refugio y mi santuario. Oh mi adorado y amado Salvador, consume mi corazón con la llama con la que se quema el Tuyo. Vierte en mi alma esas gracias que emanan de tu Amor. Deja que mi corazón se una al Tuyo. Deja que mi Voluntad se conforme al Tuyo en todas las cosas. Que Tu Voluntad sea la norma de todos mis deseos y acciones”. 

Permanece  Señor junto a quienes asisten, noche y día, a los enfermos. 

Sagrado Corazón de Jesús: En ti confió

Finalizamos con un Padre Nuestro y un Ave María.

Oración bajo tu amparo

Antes de comenzar y al terminar nuestra oración, debemos invocar a la Santísima Trinidad, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo Amén.

“Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios; no deseches las que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita! “Amén.

Madre de Dios y Madre nuestra, implora al Padre de misericordia que esta dura prueba termine y que volvamos a encontrar un horizonte de esperanza y de paz. Como en Caná, intercede ante tu Divino Hijo, pidiéndole que consuele a las familias de los enfermos y de las víctimas, y que abra sus corazones a la esperanza.   Amén

Finalizamos con un Padre Nuestro y un Ave María.

Domingo, los invitamos a participar de la Eucaristía a través de la siguiente página

https://www.facebook.com/ParroquiaSantaMariaDelSur/videos/279258583093536/

 332 Visitas