EL MUNDO, MI GRAN FAMILIA

Cuando hablamos de la tierra como nuestra familia, como nuestra “casa común”, “Esa que es como nuestra hermana con la cual compartimos la existencia, y como una madre que nos acoge entre sus brazos”.

El santo padre en la encíclica Laudato si` (alabado seas), publicada en 2015, hace un llamado a la humanidad a cuidar el planeta “nuestra casa común”y volver a la sabiduría de los relatos ancestrales de los pueblos y culturas, en los cuales se invita a cuidar la relación con el ser creador, el prójimo y la tierra.

El video que presentamos a continuación nos recomienda como contribuir al cuidado de la casa común que tenemos todos “Nuestro Planeta, nuestro Mundo”

Actualmente y a raíz del difícil momento que nos ha tocado vivir, la Familia ha retomado su valor como Primera Educadora, como refugio y protección. “En la familia se cultivan los primeros hábitos de amor y cuidado de la vida, como por ejemplo el uso correcto de las cosas, el orden y la limpieza, el respeto al ecosistema local y la protección de todos los seres creados.”

“Hace falta volver a sentir que nos necesitamos unos a otros, que tenemos una responsabilidad por los demás y por el mundo, que vale la pena ser buenos y honestos.” (229) (Laudato si` papa Francisco).

Es el mismo Jesús quien nos dice: “Cualquiera que haga la voluntad de mi Padre del cielo, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre”(Mateo 12, 46-50).

Jesús creó un sentido amplio de comunidad y de una gran familia universal. Reconociendo entonces que todos somos hermanos en esta gran familia en Cristo Jesús, es que se nos invita a cuidar de nuestros hermanos más necesitados, (los pobres, los olvidados) porque en cada uno de ellos se encuentra Jesús.

Todos somos parte de esta familia universal y tenemos responsabilidades con este planeta, con este mundo que es nuestra “Gran familia”, por ello  estudiantes de nuestro colegio nos presentan su sueño, cómo imaginan este planeta, este mundo, enviándonos a través de sus dibujos un mensaje de cuidado y protección.

Comencemos comprometiéndonos con cuidar y limpiar nuestro entorno más cercano, nuestro patio, nuestra calle y nuestro barrio. El buen ejemplo contagia, así cada día podemos sumar que haya más personas que cuiden nuestra gran familia, esta casa común, el mundo.

 605 Visitas